¡Destrozar platos y tocar campanas! Dos tradiciones para despedir el año

215

La época de fin de año es una fecha que en cada rincón del mundo, incluso en cada familia tienen sus propias tradiciones con las que buscan recibir el nuevo año.

En Copenhague, la capital de Dinamarca, tienen una costumbre bastante particular. Aunque los daneses suelen tener fama de ser bastante responsables, en época de fin de año todas las inhibiciones desaparecen.

Destrozar la vajilla y saltar en las sillas, hace parte de las festividades de esta época del año… ustedes se preguntarán ¿por qué lo hacen?

Los daneses, se suben a las sillas y saltan de ellas al mismo tiempo que suenan las campanadas de la medianoche, literalmente saltando hacia el año nuevo. Se supone que esta costumbre sirve para espantar a los malos espíritus que se quedan atrás

Además destrozan los platos, tazas y otros utensilios antiguos de cocina, esto con el fin de atraer la buena suerte.

En Japón, por ejemplo, los templos budistas tocan las campanas 108 veces. Esta tradición de nochevieja se llama “joya no kane” y las 108 campanadas representan los 108 pecados que según ellos la gente tiene en la mente y puede acabar cometiendo.

Más allá de representar los pecados, escuchar las 108 campanadas purifica el alma.