Seis meses de gran impacto y cambio de mentalidad en la Universidad de Medellín

278
César Guerra Arroyave - Rector de la Universidad de Medellín
César Guerra Arroyave - Rector de la Universidad de Medellín

Luego de un período complicado por los hechos que fueron de dominio público y que comprometieron a la Universidad de Medellín, asumió en interinidad, las riendas César Guerra Arroyave, con el compromiso que su estancia, sería la transición para dar paso a un rector en propiedad. Desde entonces, han sido seis meses de trabajo en el que no solo se enfrentó a la realidad del momento de la Universidad, sino que debió sortear los retos que se presentaron con la pandemia.

Cuando llegó el momento, el rector Guerra, presentó ante la Consiliatura, el máximo órgano de gobierno de la Universidad, su balance por estos primeros seis meses, demostrando los enormes cambios y el gran esfuerzo que ha dejado más que satisfecho, no solo a ese organismo interno, sino a toda la comunidad educativa, que se ha visto beneficiada con grandes avances y una gestión impecable.

Guerra Arroyave, desde que llegó, dejó de lado las discusiones y comenzó a recorrer la universidad baldosa por baldosa, piso por piso, oficina por oficina. Entró en diálogo directo con estudiantes, empleados, profesores, directivos, contratistas, proveedores, padres de familia y cuanto grupo y personas tuvieran contacto con la Universidad. Con ellos dialogó escuchó y comenzó a actuar desde el primer día.

Su sentido humano, ha sido bandera y con la mayor sinceridad, ha actuado durante este tiempo proponiendo soluciones desde esa visión humanista que ha contagiado a todas las instancias universitarias. Con respeto, ha logrado hacer cambiar el modo de proceder para hacer de la U de Medellín, un centro abierto y considerado ante las dificultades que cualquiera pudiese tener.

Una de esas grandes muestras, la dio con la firme decisión de ser la primera universidad en anunciar importantes descuentos en las matrículas de los estudiantes cuando comenzó la pandemia, en contra de quienes pensaban que este era un golpe a las finanzas de la universidad. Guerra, pensando primero en el estudiante, logró que se registrara uno de los mejores índices de no deserción universitaria. Pero igualmente, fue la primera universidad que destinó un gran presupuesto para dotar a sus estudiantes que carecían de equipos de cómputo y sistemas de conexión a internet, para que pudieran continuar con sus estudios.

Su balance ( Ver Video) está lleno de acciones acertadas para el crecimiento y funcionamiento de la Universidad. Logró estimular a toda la comunidad de profesores para que implementaran los sistemas de clases virtuales y evitar que se interrumpiera el proceso formativo. Para ello, la totalidad de los profesores fueron formados en los ambientes virtuales de aprendizaje y enseñanza. Capacitaciones que también fueron virtuales. El logro es mayor cuando, pese a la llegada de la pandemia, ningún proceso universitario fue interrumpido y por el contrario, se fortaleció desde la base tecnológica hasta las plataformas y soporte.

Como si fuera poco, se dieron saltos tan importantes, como la de hacer un acuerdo con centros internacionales de cursos virtuales ofrecidos por las más prestigiosas universidades, a los que los estudiantes y profesores pudieron acceder gratuitamente y complementar sus estudios y formación a través de plataformas virtuales.

El campus ha sido mantenido como si los estudiantes estuvieran presentes y se ha diseñado un exigente protocolo de bioseguridad que le permitirá a la Universidad, volver a recibir a la comunidad educativa sin riesgos en un futuro moderado.

César Guerra, para ello, ha destinado para todo esto y mas, un importante presupuesto de más de 18 mil millones para ampliar los laboratorios, que se suman a 25 mil millones más en lo que ha sido el refuerzo tecnológico.

Sin duda, el rector interino de la Universidad ha demostrado ser un líder que goza de la aprobación y acompañamiento de toda la comunidad educativa. Estudiantes, profesores, empleados y todos los que han sido consultados por IFMNOTICIAS, muestran la satisfacción con el rector y al preguntarles sobre la escogencia de un nuevo rector a terminar el tiempo para el que fue designado, todos piden que sea nombrado en propiedad si las normas lo permiten y si no, que le den la oportunidad de competir con otros candidatos y ser opcionado, con la seguridad, que él podría ganar.

Y no es para menos, luego de la tormenta vivida el año anterior, la Universidad de Medellín, se muestra ante la opinión pública en el lugar que siempre ha tenido y que la ha llevado a ser unas de las top de la ciudad.